CONSIGNA DEL RECTOR MAYOR 2017

¡SOMOS FAMILIA! CADA HOGAR, ESCUELA DE VIDA Y AMOR

Al decir: ¡Somos Familia! Cada hogar escuela de Vida y de Amor, estamos diciendo, ya desde el inicio, que todos y cada uno de nosotros tenemos la experiencia de haber nacido en el seno de una familia, con la belleza y limitaciones de toda familia, cada cual en la nuestra; pero, en definitiva, hemos nacido en el seno de una familia, y estamos marcados por el hecho de ser familia, ese espacio en el que lo ideal es que cada uno de los hogares pueda ser escuela de vida y de amor, puesto que creemos que la familia es esa realidad humana concreta en la que se debería aprender el arte de la Vida y del Amor.

La familia, las familias del mundo incluso en su diversidad, están constituidas por personas que aman, que hablan y se comunican, que comparten y se sacrifican por los demás en el seno de la misma; personas que se defienden mutuamente y defienden la vida de los suyos.

Nos hemos construido como personas viviendo, por lo general, en familia, respirando el calor del hogar, recibiendo en el interior de la misma, de parte de nuestros padres, o de alguno de nuestros parientes, ¡Somos Familia! Cada hogar,  escuela de Vida y de Amor el nombre y la dignidad que este hecho lleva consigo. En la familia hemos experimentado los primeros afectos y hemos saboreado la intimidad del ‘sentirse en casa’; en ella hemos aprendido a dar las gracias y a pedir perdón y permiso. Ciertamente sabemos que ni siquiera todos los niños y niñas que vienen a la vida pueden experimentar esto, pero aún en la diversidad de contextos y de culturas, creo que se podría decir que la mayor parte de nosotros hemos vivido esta realidad de familia.

¿Y qué tiene que ver nuestro ser Familia Salesiana con lo que se viene diciendo? Justamente que, ante todo, somos los destinatarios primeros de este mensaje por nuestra condición de Familia Salesiana de Don Bosco que tiene un fuerte sentido del vínculo que nos une como familia religiosa. Una familia que, en la diversidad de nuestros 31 grupos (Congregaciones, Institutos de Vida Consagrada, Asociaciones de Vida Apostólica, Asociaciones de fieles, etc.), a través de las constituciones, estatutos y reglamentos de todos, se presenta el clima y el espíritu de familia como parte constitutiva de nuestro ser, de nuestra identidad, así como la referencia a la acción pastoral en la familia y con las familias.

Esto explica nuestro deber como Familia Salesiana, un deber que se concreta en que no podemos mirar en otra dirección distinta a aquella en la que está fuertemente implicada la Iglesia Universal, hoy bajo la guía del Papa Francisco, y que pide de nosotros hacer una ‘lectura salesiana’, como educadores que somos de niños, niñas, adolescentes y jóvenes, de la realidad de las familias de hoy, para ofrecer nuestra humilde contribución.

Para leer detenidamente y de forma completa la consigna 2017 del rector mayor ingrese aquí…

Fuente www.sdb.org